18 de junio de 2017

Había una vez... Ideas

¡Hola Cosmos! ¿Cómo están?
Acá en Argentina (y en varios paises) es el Día del Padre, así que feliz día a ellos, espero que estén pasando un lindo día (también a las madres que cumplen el papel, obvio). Yo acabo de regresar de un almuerzo familiar y aprovecho para dejarles mi entrada mensual.

También admito que estuve algo desaparecida, pero en compensación les traje las reseñas de Sueños de piedra y Todo, todo. Ambos libros son muy diferentes, en verdad podría decir que opuestos por completo. Amé Sueños de piedra y me animaría a recomendarlo incluso a quienes no lean fantasía épica (que aunque podría entrar en ese género para mí esa temática pasa tan desapercibida que ni siquiera se nota), mientras que a Todo, todo lo limitaría más al público al que está enfocado.
Pero espero que si les interesan los títulos pasen por las reseñas y me cuenten qué piensan, mientras los invito a centrarnos en otras cosas, como por ejemplo, el tema de este "Había una vez..." que les propongo hoy.


Ideas
Es un título demasiado abarcativo ¿verdad?, pero como hoy estoy feliz lo googleé para ustedes y dejo aquí las tres primeras definiciones (así, copy-paste sin más):
(¿Con cual me quedo?)
  1. Representación mental de algo, ya sea material o inmaterial, real o imaginario, concreto o abstracto, a la que se llega tras la observación de ciertos fenómenos, la asociación de varias representaciones mentales, la experiencia en distintos casos, etc.
  2. Noción elemental o conocimiento general de algo.
  3. Plan o intención de hacer una cosa.
Pero ciertamente, soy de quedarme pensando (en plan... colgada) y tener mil y un ideas sobre cualquier cosa. Usualmente, son ideas para historias, reseñas o cambios del diseño. A veces son ideas para trabajos prácticos, pocas, pero tengo algunas.

Últimamente tengo una idea muy fuerte en la cabeza para una sección del blog. Es una de esas ideas que vos sabes que vas a tener que "golpear muchas puertas" (molestar personas), investigar y armarla bien antes de poder soltarla libre en el mundo para que se pueda defender sola.

Me di cuenta de eso mientras comenzaba a "maquetar" esta nueva Sección X.
Las ideas hay que protegerlas de sí mismas para que no se caigan hacia adentro, desmoronandose (ni que fueran niños, por favor, qué dramática que soy).

Esta idea me gusta, pero sé que puede salir increíblemente mal, e incluso sé que me puede resultar tan cansador el proceso que termine desechandola. Ojalá eso no pase. La voy a llevar a cabo sea como sea, va a salir, pero a veces creo que soy demasiado perfeccionista, más cuando una idea me gusta mucho, necesito que esté "a punto" antes de que vea la luz.
A veces soy tan precavida o insegura con estas cosas que ni siquiera podría decirles acá y ahora de qué va a tratar la Sección X.

Es algo así como "atraer a la mala suerte".
Si confias en algo, lo querés y esperas que salga bien, no alardees de eso, ocultalo hasta que esté listo y luego... fin (dramática 2.0,me dicen).

Se me complica demasiado dar rienda suelta a ideas que me parecen buenas. Yo sola me pongo palos en la rueda (aunque luego las termine realizado y si quedó bien, quedó y si no, pues bueno...)
Pero, aunque crea que el proceso puede ser cansador (que me encanta, amo el proceso) o incluso algo molesto para los demás (porque si tengo que golpear puertas lo voy a hacer), ya estoy comenzando a tener un gran boceto final de cómo quedará. En sí el proceso de crearla me encanta aunque a veces le vea demasiadas imperfecciones donde no las hay.

Ustedes, díganme: ¿Qué hacen con las ideas que tienen y no se cumplen? ¿y con las que sí? ¿han sentido esa frustración, como ese vacío, de no poder realizarla? Es un sentimiento casi hueco que me molesta en situaciones pero que disfruto mucho cuando ya no está y sé que hice un buen trabajo (también me pasa a veces en la facultad).

Dejo este "Había una vez..." acá mismo, quizás no sea muy extenso, pero es una de las cosas que estuvo ocupando mi mente durante las últimas semanas.
Díganme qué piensan.

¡Los leo en los comentarios!

17 de junio de 2017

Reseña: Todo, todo

Título: Todo, todo( Everything, Everything)
Autora: Nicola Yoon
Ediciones SM
311 páginas
Autoconclusivo

Madeline Whittier es alérgica al mudo exterior.
Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en diecisiete años. Y ni siquiera se imagina otra posibilidad, es que su vida transcurre con normalidad. Hasta que un chico de ojos azules se muda a la casa de al lado.
¿Qué tendrá Olly que lo vuelve tan especial?
¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Maddy se tambalee?
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar




Mi opinión:
(sin spoilers)

Antes de empezar aclaro un par de cosas que podrían ayudar a entender mi reseña:
-No tenía expectativas sobre este libro.
-Hace mucho que dejé de leer el género.
-Prácticamente nunca fue lo mío.
-En verdad, si leí más de cinco libros del género, es mucho. 

La historia es simple. Maddy padece una enfermedad que la tiene recluida en su casa desde prácticamente toda su vida (dicen dieciocho años, pero yo creo que es menos luego de haber leído el libro, no incluyo spoilers así que mis cálculos son puramente mentales).
Entonces tenemos a Maddy, que vive sola con su madre y Carla, su enfermera que está todo el día con ella sin falta alguna por temor a que le pase algo. La enfermedad de Maddy es muy seria, toda su casa está transformada en una burbuja antibacterial increíble. Me hubiera gustado saber más de esa enfermedad, pero sinceramente, hasta Delirium con su deliria "inventada" y su Manual de FSS me parecieron mucho más creíbles y científicos que las justificaciones de la autora a la enfermedad de Maddy.

Como decía. Maddy, en su casa, madre y enfermera como única compañía. No sale para nada de nada de nada. Hasta que... chico hiper guapo (ponele) se muda frente a su casa.
¿Entienden? Este no es mi tipo de libro, desde el vamos es una historia que no me cierra por muchos lados.

Pero hay algunos puntos a favor.
La escritura me pareció muy sencilla y fácil de comprender, las páginas pasan muy rápido. También, dentro de todo Maddy fue una narradora que iba al punto y relataba todo rápido. Eso está bien y mal, pero a mí me hizo la vida más fácil. Me gustó eso, me fue cómodo y también aprovechaba para no detenerme en descripciones banales que quizás otro punto de vista haría.

A decir verdad, no tengo mucho que decir. El libro no me aportó gran cosa. Quiero creer que con más información, un poco más de drama y la trama algo más oscurecida sobre todo por ese tremendo giro del final (que vale, es tremendo de verdad), me hubiera gustado. También, jamás fui muy fan de esta clase de historias siendo más joven, ahora sinceramente lo soy menos.

Pero como les venía diciendo. Maddy no me pareció tan mala narradora, sí me pareció mal personaje principal. Me hubiera gustado mucho saber más de su madre, de cómo vive día a día con su hija metida en una casa-burbuja sin poder vivir en el exterior con los adolescentes de su edad y haber tenido una infancia normal. Por desgracia, luego de leerlo le veo potencial a la historia que la autora trató de contar, pero me parece que cayó en un tópico.

El punto más fuerte que le encuentro es, sin dudas, el estilo rápido de escritura, fácil de entender, de seguir y de disfrutar (por más que yo no haya llegado a ese punto), es una lectura ágil como les decimos por acá y que si te gustan estas historias sin dudas te va a gustar.

Porque sí, que si sos del género Todo, todo te tiene que gustar sí o sí porque tiene todo lo necesario para gustarte: una trama como esas que te rompen el corazón, aquel giro hacia el final que te deja recalculando bastante, dos protagonistas que se complementan muy bien pese a tener familias completamente opuestas y en ocasiones disfuncionales al punto de sentir lástima por ellos o, más bien, empatizar con su sufrimiento y... ese romance tan bonito, tan simple, tan a primera vista pero que mal no hace leer, que terminará gustándote (por más que yo no pertenezca a ese grupo).

En fin: anímate a leer el libro, dale una oportunidad al menos a la escritura de Nicola y si te gusta el género, estoy bastante segura de que podrá gustasrte. Si no te gusta el género, como a mí, puedes simplemente ver la película que el libro es bien parecido a la idea ligera de guion que podemos tener.

WARNING: Antes de terminar, ADVIERTO sobre las imágenes y gráficos en general que contiene el libro. Cada gráfico, mail y demás hechos por Maddy así como los fotogramas de la película, son spoiler. De verdad, lee el libro en orden, no hagas eso que todos hicimos de ver las fotos + gráficos primero y luego ponerse a leer. ¡No, mal, eso no se hace (*inserte voz de madre*)!. Sigan este mínimo consejo que les dejo acá y disfruten la lectura.

Calificación: 2.5/5 no es lo mío pero esta es la historia donde Maddy te cuenta todo, todo.


Hasta aquí llegó la reseña.
¿Qué te parece el libro? ¿Querés ver la película que se estrenó estos días?
Te leo en los comentarios!

Mi reacción al terminar el libro:

Reseña: El diván del diablo

Hola cosmos, aquí les dejo mi lectura de este mes, debo decir que fue muy buena y complicada.

Título: El diván del Diablo.
Autor: Pedro Ángel Palou.
Género: FIlosófico
Editorial: Ediciones B.

Sinopsis:
Un hombre se interna en una enorme casa habitada por varias personas aisladas del mundo exterior por su propia voluntad, para intentar curarse, como ellas, del miedo que lo persigue. Pero dentro encontrará otro miedo: no el del infierno de Sartre, que opone a los temerosos contra los otros, sino el infierno de uno mismo, en donde cada individuo se pierde en su propia mente y emprende un viaje hacia sus propias culpas. Este no es el periplo de Dante, guiado por otro poeta, sino un peligroso y solitario descenso hacia un Jardín de Hespérides, donde la promesa de la inmortalidad se convierte en la amenaza del abandono.
Con una prosa que intenta desnudar los meandros de la mente de su protagonista, entre audaces vueltas de tuerca y una exigente retórica, Pedro Ángel Palou plantea en El diván del diablo un viaje que sorprenderá al lector y lo retará a dejarse absorber por una historia tan fantástica como siniestra.

Mi opinión:

Para ser sincera a pesar de que es un libro con menos de 200 paginas me costó un poco terminarlo rápido, la razón es literatura filosófica. Ya saben, una se acostumbra a las lecturas juveniles y cuando se topa con un libro como este solo dices : ¿Que clase de hermosa brujería es esta? jajaja 
En fin, como mencioné arriba es una lectura que tiene algo de filosofía pues invita al lector a reflexionar sobre sus propios miedos y el origen del sufrimiento propio. Por supuesto, este tema no está implícito, sino mezclado en toda la historia.

En El diván del diablo el protagonista, Claudio, se interna en una casa habitada por varias persona inusuales que han decidido permanecer ahí, alejadas del mundo por voluntad propia. La casa de los enanos, es así como se llama esta clase de hostal, tiene reglas estrictas que a Claudio le parecen absurdas pero aun asi sigue al pie de la letras. Sus habitantes son aun más inusuales, pues cada uno parece inmerso en su propia mente y solo muy de vez en cuando se prestan para una conversación.

A lo largo de la historia leemos sobre el día a día que Claudi nos relata dentro de esta casa, su relación con la spersonas, la manera de ser de estas, las actividades que realizan dentro del hostal y sobre las diversas "bromas" o actividades que Claudios e ve obligado a realizar para ganarse su lugar dentro de la Casa de los enanos, pruebas macabras que lo llevan a reflexionar sobre sus miedos, necesidades, y su sufrimiento.

Creo que es una lectura algo compleja, con una historia entretenida que a su vez invita a la reflexión.

Calificación:

Reacción:
  

Eso es todo, si les gusta este tipo de literatura, no se olviden de leer esta obra, tiene frases muy buenas. Nos leemos pronto.





15 de junio de 2017

Reseña: Sueños de piedra

Título: Sueños de piedra
Autoras: Iria G. Parente & Selene M. Pascual
Editorial: Noctura ediciones
573 páginas
Trilogía Marabilia
#1: Sueños de piedra
#2: Títeres de la magia
#3: Ladrones de libertad

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.
Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.

En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.
Érase una vez...

Mi Opinión:
(sin spoilers!)

Tengo una anécdota para este libro. Así que, acomódense en sus asientos.
Allá por el 2015 comencé a ver en facebook mil y un publicaciones del inminente lanzamiento de "Sueños de piedra", yo pasaba por una muy dolorosa etapa fantasy del amo-esas-portadas (de la cual creo que aún no salí o tengo fuertes recaídas, más bien) y por lo tanto, Sueños de piedra me absorbió por completo.
Y andá a pararme.
Con mi impulso, contacté a la editorial, Noctura ediciones, e incluso a una de las autoras, para preguntar si tenían pensado distribuirlo en Latinoamérica en algún momento.
Y allá por el 2015, no sabían qué decirme. Unos me dijeron que sí, en algún momento del año entrante era probable pero no podían confirmarme nada, otros me dijeron que lamentaban no tener nada certero.
Amar igual a ambos por haberme contestado híper rápido y saciar, de momento, mi hambre fangrilera que comenzaba a surgir con cada publicación que veía.
Hasta que... salió Títeres de la magia. En cuanto vi que el segundo salió a la venta y yo aún no tenía el primero me sentí... Había fallado, tuve algo así como un choque dramático contra la pared del cual terminé riéndome y olvidándome por completo.
Aunque claro, para olvidar en verdad no soy muy dada.
Esta FILBA iba yo muy pancha tipo dos de la tarde (el público estaba ahí de entrar, tan bella la FILBA vacía), cuando me metí al stand de Waldhunter a buscar Demian, un libro que sabía que estaba ahí y quería esa edición en particular.
Hablé con el vendedor, me pasó Demian... un lujo.
Me dí media vuelta.
Y vi Sueños de Piedra junto a Títeres de la Magia. Uno al lado del otro. Hermosísisisisisisimas las ediciones, bellamente cuidados, perfectos.
Lo compré.
Obvio que lo compré.
Me dejé pendiente el segundo, porque Demian tampoco muy barato me había salido y necesitaba al menos saber que tenía Sueños de Piedra en mis manos.
Y viví feliz para siempre.

(Ahora sí, reseña)
Qué va.
Terminé este libro y NO TENÍA mi computadora (estaba en el "taller" por algo que le había pasado).
La historia, a grandes rasgos, va sobre Arthmael de Silfos, bello príncipe, altanero, egocéntrico, orgulloso hasta el último de sus poros y un dulce total, Lynne, orgullosa a más no poder, tenaz, determinante, terca e hiper decidida a lograr sus sueños y de Hazan, mago en apuros que, irremediablemente, se ve de un momento para el otro acompañado por el valeroso y heroico intento de príncipe Arhmael de Silfos y la bella y furiosa Lynne.
Los dos escapan, Hazan lo sabe.
Hazan busca algo, ambos lo saben.
Es una travesía cruzando media Marabilia en busca de aquello que podría cambiar las vidas de los tres y, a su vez, crear un nuevo mundo para ellos.

En verdad, no tenía idea de qué trataba. Sí, después de todo lo que conté mínimamente pensaran que busqué reseñas y demás, pero la verdad era que no quería saber nada de nada.
Y vaya que sirvió.
De por sí, la sinopsis oficial es una pincelada dada "así nomas" que dice poco y nada, que en verdad luego de leer podés reírte tomándole cierto significado e incluso cariño.
Pero la trama, ciertamente, es otra cosa.
Si bien no es la trama más peligrosa, dramática y atrapante del mundo, porque en verdad me pareció bastante simple y yo quizás por el número de páginas esperaba otra cosa, me pareció que fue ideal que fuera tan de segundo plano la problemática que Hazan y sus compañeros tiene que solucionar porque dio lugar a otras cosas.

La evolución de personajes.
Esa es la trama, el tronco, el centro, el corazón, como quieran decirle, de Sueños de piedra... Al menos, así lo sentí yo.
Luego de esperar durante varios capítulos algún plot-twit terminé cayendo en cuenta de que Arthmael y Lynne, nuestros protagonistas, eran más que suficientes para crear un mundo a su alrededor, una historia repleta de todo lo necesario que no necesitaban del giro dramático-arranca-corazones.

Arthmael, nuestro valeroso príncipe, me pareció uno de los mejores protagonistas que leí en lo que va del año... por no decir de todos los libros que leí. Que quizás sí lo sea.
Al inicio el Arthmael que tenemos es un idiota. La única palabra para describirlo. Toda la idea de príncipe de cuento de hadas que tengan en la cabeza puede ir al personaje de Arthmael, pero luego, tras chocarse literalmente con Lynne y Hazan, comienza a ver el mundo exterior, lejos de su castillo y, aunque sigue siendo ese príncipe exasperarte que tanto me hizo reír en algunas ocasiones, comienza a transformarse en alguien que verdaderamente podría ser rey, en un personaje más completo que dan ganas de conocer hasta el último detalle.

Lynne desde el inicio se muestra tal y como es. Una cosa muy interesante que me aportó Lynne es el hecho de que pese a que ella sufría tanto en su trabajo, con la vida que le había tocado debido a las desgracias de aquel lugar humilde y muy de pueblo, precario, en el cual vivía, es que nunca se perdió a sí misma. Incluso aún en esos momentos que realmente fueron horribles y vos no sabés qué le va a pasar, aún en esos momentos yo sentí que era un personaje que se mantenía firme a lo que era. Tenía esa clase de personalidad, de pensamientos, que son increíblemente fuertes pese a la adversidad.

Y Hazan, en disputa entre las dos personas más nabas y tercas de toda Marabilia, es un mago no tan mago que siempre hace mal los hechizos y va a necesitar la ayuda de una doncella y un valeroso príncipe. Hazan es ese personaje que tenés que amar, no digo más porque Hazan es Hazan, se ama y listo, nadie tan adorable como ese pequeño mago que enseguida descubre quienes son los verdaderos Arthmael y Lynne, que logra quedarse junto a ellos pese a todo, comprenderos y, sobre todo, soportarlos, como un confiable escudero.

Una última cosa sobre la trama.
Me encantó la oscuridad que tiene, pese a que se esperaría que no la tuviera (esto aunque yo no sabía la sinopsis sí lo supe con anterioridad), todo lo que gira en torno a la "profesión" de Lynne, cómo tratan las autoras la relación que tiene luego de eso con los hombres, en especial Arthmael, cómo escapa solamente para sentirse más encerrada hasta conocer a alguien como Arthmael, que pese a vivir libre lo único que parece tener alrededor son cadenas y responsabilidades que podrían hundirlo de un momento al otro.
Esa oscuridad, tan propia de las personas, de los pensamientos que cualquiera podría llegar a tener en ciertos momentos, me encantó por lo bien reflejado que me pareció el cómo piensan las personas. Y lo mejor de todo, es que no se me hizo pesada esta combinación de "acción-dialogo-pensamiento" cuando, usualmente, si se deja la trama de lado y se centra mucho en uno o dos personajes, lo que se obtiene es un monologo aburrido y agotador, incluso odioso.

En fin, como ven, me encantó. Admiro mucho el trabajo que las autoras pudieron hacer, he leído otros en los cuales son más de un autor y aunque no noté la diferencia de uno a otro pude notar que la escritura menguaba, en este realmente me pareció que estaban en sintonía, por decirlo de algún modo.

Calificación: 5/5 Si los sueños son de piedra ¿nadie puede quebrarlos?

¡Lamento la reseña extensa pero juro que vale la pena!
Los leo en los comentarios, tengan una excelente semana.

Mi reacción al terminar el libro:

13 de junio de 2017

M de Música #34

Hola Cosmos!!! Al fin martes oh yeah.. 

Segundo día de la semana, empecemos con música!







Casi inicio de semana, espero les haya ido bien. Mi semana fue normal, creo que no tuvo nada relevante, em, creo que podria menciona que mi cocina esta en remodelación y es un caos total aprendí a valorar la alacena la extraño mucho jajaja... 

Con respecto a lo musical que es lo que nos importa esta semana vamos a hacer un viaje en el tiempo (?
La verdad es que en uno de los comentarios de la anterior playlist alguien mencionó que le gustaba la música de los '80 y mi primer pensamiento fue "¿a quién no?" y obvio no podia pasar por alto ese comentario... Bienvenidos al post de hoy, vamos a escuchar música de otra época... 

* * * * *


No estoy al 100% segura de las canciones que me gustaría recomendarles ya que al pensar en temas de por lo menos 30 años atrás se me ocurre una lista infinita. Mi modo de responderlo fue la radio, en este caso Aspen (FM 102.3 para Buenos Aires - Ar). Una canción que la estuve tarareando últimamente es del Señor Elton John, un genio de la música con canciones que son clásicos por excelencia. Esta vez me refiero a I'm Still Standing del año 1983. Me encanta esta canción, me sube el ánimo totalmente!
Dato: una versión de esta canción forma parte del soundtrack de la película animada Sign, Ven y Canta estrenada en 2016. La voz de dicha versión corresponde al actor Taron Egerton y en mi opinión es una interpretación Muy Buena.



La siguiente canción es de una banda que a mi me gusta mucho y realmente no tenia idea que canción de ellos poner pero finalmente me decidí por The Look, canción del dúo sueco Roxette (estoy muy segura de que todos alguna vez escucharon algún tema de ellos aunque no lo sepan jajaja). Tienen canciones que, al igual que con Elton, actualmente son clásicos. Esta es la canción que en su momento los lanzó a la fama internacional en el año 1988 por eso la elegí. Espero les gusten tanto como a mi!
Dato: este dúo cuenta con canciones en versión español de algunos de sus temas más conocido como It Must Have Been Love (Versión en español: No Sé Si Es Amor) y Spending My Time (En español: Un Día Sin Ti)




La canción que elegí para cerrar es de la banda a la cual califico como mi preferida en el universo: The Rolling Stones. Esta por más decir que de alguna manera todos conocen quienes son por mas que no los escuchen o incluso no les guste. 
Si bien esta banda tiene una enorme cantidad de temas conocidos y clásicos de esta época me decidí por una canción que tal vez no sea tan conocida pero que en lo personal me gusta mucho: Harlem Shuffle. Me parece que esta canción representa muy bien lo que son los ochenta. 




Capaz que a ustedes cuando les hablan de música de los '80 ninguna de estas canciones pase por su mente o no tengan idea de que pensar, espero haber ampliado su conocimiento jajaja.. 

A mi en lo particular me gusto mucho hacer el post de hoy, siempre intento estar pendiente de cantantes que estan surgiendo y nuevos hits pero esta vez me puse a hacer memoria y disfrutar de aquellos temas que llevan mucho tiempo en mi lista de canciones y que me parecen infaltables. De hecho, debo agregar, en youtube tengo una lista de reproducción con el nombre Re Aspen jajaja

Espero hayan disfrutado de estas canciones! Hasta la próxima semana!!




Nos leemos y escuchamos pronto! 

Acuerdense de dejarme en los comentarios las canciones que se les viene a la mente al ver el cartel de los '80... A ver si compartimos gustos... 

Y PD: Sigo con el touchpad de la compu roto </3